jueves, 11 de febrero de 2016

miércoles, 10 de febrero de 2016

HOY ES MIÉRCOLES DE CENIZA





DEL CATECISMO DE SAN PÍO X (edic. 1973, publicado por el sitio Stat Véritas. En algunas respuestas se han suprimido las reiteraciones):

¿Qué es la Cuaresma? - La Cuaresma es un tiempo de ayuno y penitencia instituido por la Iglesia por tradición apostólica.

¿A qué fin ha sido instituida la Cuaresma? - La Cuaresma ha sido instituida: 1°, para darnos a entender la obligación que tenemos de hacer penitencia todo el tiempo de nuestra vida, de la cual, según los Santos Padres, es figura la Cuaresma; 2.°, para imitar en alguna manera el riguroso ayuno de cuarenta días que Jesucristo practicó en el desierto; 3.°, para prepararnos por medio de la penitencia a celebrar santamente la Pascua.

¿Por qué el primer día de Cuaresma se llama día de Ceniza? - Porque en este día pone la Iglesia sobre la cabeza de los fieles la sagrada Ceniza.

¿Por qué la Iglesia impone la sagrada Ceniza al principio de la Cuaresma? - Para recordarnos que somos compuestos de polvo y a polvo hemos de reducirnos con la muerte, y así nos humillemos y hagamos penitencia de nuestros pecados, mientras tenemos tiempo.

¿Con qué disposiciones hemos de recibir la sagrada Ceniza? - Con un corazón contrito y humillado, y con la santa resolución de pasar la Cuaresma en obras de penitencia.

¿Qué hemos de hacer para vivir la Cuaresma según la intención de la Iglesia? - Hemos de hacer cuatro cosas: 1ª, guardar exactamente el ayuno, la abstinencia y mortificarnos no sólo en las cosas ilícitas y peligrosas, sino también en cuanto podamos en las lícitas, como sería moderándonos en las recreaciones; 2ª, darnos a la oración y hacer limosnas y otras obras de cristiana piedad con el prójimo más que de ordinario, 3ª, oír la palabra de Dios, no por costumbre o curiosidad, sino con deseo de poner en práctica las verdades que se oyen; 4ª, andar con solicitud en prepararnos a la confesión para hacer más meritorio el ayuno y disponernos mejor a la comunión pascual.

¿En qué consisten el ayuno y la abstinencia? - El ayuno consiste en no hacer más que una sola comida al día, y la abstinencia en no tomar carne ni caldo de carne.

¿Se prohíbe toda otra refección los días de ayuno, fuera de la única comida? - Los días de ayuno, la Iglesia permite una ligera refección a la noche, o hacia el mediodía si la comida única se traslada a la tarde, y además la parvedad por la mañana.

¿Quiénes están obligados al ayuno y a la abstinencia? - Al ayuno están obligados todos los que sean  mayores de edad, hasta que hayan cumplido sesenta años y no estén legítimamente impedidos, y a la abstinencia los que han cumplido catorce años y tienen uso de razón.

¿Están exentos de toda mortificación los que no están obligados al ayuno? - Los que no están obligados al ayuno no están exentos de toda mortificación, porque ninguno está dispensado de la obligación general de hacer penitencia, y así deben los tales mortificarse en otras cosas según sus fuerzas.


lunes, 8 de febrero de 2016

BOLETÍN N° 2 DEL SEMINARIO DE LA USML

Palabras de Mons. Faure


Estimados amigos y benefactores:

San Bernardo, para alentarse en el ejercicio de las prácticas monásticas, se decía frecuentemente a sí mismo: “¡Bernardo, Bernardo! ¿Por qué viniste a la soledad? Bermarde ad quid venisti?” Pregunta que puede plantearse un seminarista ¿Por qué has venido al seminario y has renunciado al mundo? ¿No es para ser enteramente de Dios y para convertirte en un hombre espiritual?

Los siete seminaristas del Seminario san Luis María Grignion de Monfort que se comprometen en este segundo trimestre y en la vigilia de su toma de sotana, aunque no escogieran la excelencia del estado religioso, tienen la oportunidad de pasar una gran parte de sus días en el Convento dominico de La Haye aux Bonshommes para adquirir allí una sólida formación tomista: doctus cum pietate, que les permitirá, siguiendo el ejemplo de sus profesores, de permanecer fieles al combate de la Fe que fue el de Mons. Lefebvre y resistir contra el ataque liberal que lleva adelante la Jerarquía y lleva hacia la apostasía general anunciada por San Pablo (II Tes. II, 3 – II Tim. IV, 3), y por Nuestro Señor mismo: “Encontraré todavía Fe sobre la tierra?” (Luc. 18, 8), apostasía cuyo último signo es este video escandaloso presentando los votos del papa Francisco, según el cual los adeptos de todas las religiones son hermanos.

Nuestro Señor dijo, por el contrario, a los fariseos: “Ustedes tienen como padre al diablo, el padre de la mentira” (Juan VIII, 44). Los hijos del Diablo que degüellan a los hijos de Dios no son sus hermanos sino sus verdugos.

Quiera el cielo conservar estas generosas vocaciones sacerdotales en este espíritu de Fe y de Caridad integral que se manifiesta en el mártir, para resistir a esta apostasía general.

Les aseguramos nuestras oraciones y los bendecimos paternalmente,

Mons. Jean Michel Faure.


Un seminario en medio de la tempestad

Nosotros evocábamos en el pasado boletín (n° 1) el aspecto providencial de la fundación del seminario San Luis María

Parece en efecto que los elementos se dispusieron discretamente para asegurar la supervivencia de un verdadero sacerdocio católico cuando los últimos bastiones de la cristiandad se derrumban bajo los golpes repetidos y sabiamente organizados por la contra iglesia.

domingo, 7 de febrero de 2016

PAPA FRANCISCO Y MONS. FELLAY: DOS LIBERALES CARIÑOSOS

“La suma intransigencia católica es la suma católica caridad. Y porque hay pocos intransigentes, hay en el día pocos caritativos de veras. 
La caridad liberal que hoy está de moda es en la forma de halago y condescendencia y cariño; pero es en el fondo el desprecio de los verdaderos bienes del hombre y de los supremos intereses de la verdad y de Dios” 
(P. Sardá y Salvany, "El Liberalismo es Pecado")

Mons. Fellay se refiere a Francisco como "nuestro querido Santo Padre" (ver acá):



El papa Francisco se refiere al Patriarca ruso Kiril como "mi querido hermano" (ver acá):




Francisco y Mons. Fellay: muy cariñosos... Tal para cual.






COMENTARIO ELEISON CDXLVII (447) - febrero 7, 2016



EL PARÁSITO Y EL HUÉSPED - II

Una madre leprosa será abandonada por algunos hijos.
Otros se acercarán demasiado, desprevenidos.

La semana pasada, estos “Comentarios” volvieron atrás en un campo minado defendiendo la posición de que todavía hay algo católico en lo que es la Iglesia Católica desde el Vaticano II. Esta posición es bastante disputada. Por ejemplo, por un lado los líderes actuales de la Fraternidad San Pio X actúan como si la Iglesia oficial en Roma fuera todavía tan católica que la FSSPX no pudiera existir sin su reconocimiento oficial. Por el otro lado, muchas almas que realmente tienen la fe católica repudian completamente la idea de que todavía quede algo católico en la “Iglesia” que ahora es dirigida por el “Papa” Francisco. Lo siguiente es sólo un intento de discernir que hay verdad en ambos lados.

La raíz del problema es el modernismo, enfermedad esencial del Vaticano II. El modernismo es necesariamente, por su misma naturaleza, un animal excepcionalmente resbaladizo. Esto, porque su principio básico está en adaptar el catolicismo al mundo moderno intrínsecamente anti católico. Así, Papas conciliares como Paulo VI y Benedicto XVI querían romper y no romper con la Tradición Católica. Para cualquier mente sana esto es imposible, porque es contradictorio. Pero ya que estos Papas fueron elegidos para corresponder al mundo moderno, ellos no tienen mentes sanas, sino que, en lugar de eso, tienen la contradicción de la realidad en su torrente sanguíneo. Y ya que ellos tuvieron casi 50 años para adecuar la Iglesia a su locura de arriba a abajo, entonces ha emergido una Iglesia tan diferente de la Iglesia preconciliar, que en realidad merece el nombre de Neoiglesia.

Es más, incluso donde la práctica católica preconciliar, como por ejemplo la Bendición con el Santísimo Sacramento, es mantenida en la Neoiglesia actual, el fundamento mental en el cual descansa en las cabezas de los que asisten es susceptible de ser cualquier cosa menos sólido, porque la doctrina de la Presencia Real es tanto Tradicional como no Tradicional, habiendo sido consagrada por sacerdotes puestos al día, los cuales son tanto sacerdotes como no sacerdotes. Ellos son sacerdotes si usted quiere, pero también y al mismo tiempo, son meros presidentes, si usted quiere. Lo que sea que usted sienta es lo verdadero, porque la mente se ha desprendido de la realidad objetiva. Se está nadando en hermosos sentimientos subjetivos sin darse cuenta de lo que se hace, porque todos (casi) lo hacen. Para cualquiera que tenga la Fe real, tal falta de objetividad, lejos de ser hermosa, es repugnante. No es de extrañar que estas almas repudien en su totalidad la Neoiglesia.

Pero si uno respeta la realidad, está obligado a admitir que todavía hay fe en la Neoiglesia. Un laico me dice que su padre ha asistido fervientemente al NOM durante los pasados 45 años y todavía tiene la fe. Un sacerdote me dice que recuerda a una laica presentándole al mismo Mons. Lefebvre las razones por las cuales ella necesitaba asistir al NOM, y él únicamente se encogió de hombros. Y puedo multiplicar estos testimonios que me han llegado acerca de la fe católica sobreviviendo la arremetida de todo lo que es erróneo en el NOM. La razón para que estos testimonios sean reales debe ser obvia: como algo esencial de la religión subjetiva y ambigua, el NOM puede ser lo que usted haga de ella. Un sacerdote puede celebrarlo “decentemente”, un católico puede asistir a él “devotamente”. Las comillas son para aplacar a los de línea dura que insistirán que con el NOM no puede haber ni verdadera decencia ni verdadera devoción; pero cuando dicen tales cosas, creo que están negando la realidad. Gracias a Dios, ¡Dios es juez! Sin duda que el NOM, tal como es, está socavando y erosionando la decencia y devoción católicas todo el tiempo; pero decir que hoy no queda nada en absoluto de esto en la Neoiglesia me parece una grosera exageración.

No que los líderes de la FSSPX estén en lo correcto al querer ser reincorporados en la Neoiglesia, lejos de eso. Las ovejas de ahí que aún no están infectadas por el subjetivismo están expuestas a ese terrible peligro, y tampoco los pastores son inmunes. ¡Ay de los obispos que dan lugar al subjetivismo dentro de la Iglesia Católica! Ellos cargan una responsabilidad tremenda.

Kyrie eleison

LIBRERÍA DE LA FSSPX ALEMANA: CADA VEZ MÁS LIBERAL

En el catálogo más reciente de la librería de la FSSPX alemana, encontramos los siguientes libros:


Card. Robert Sarah, liberal: “Dios o nada”. 


DVD de Mons. Schneider, liberal: “Adoración, Misterio de Fe”. Esa “Adoración” es "uno de los principales temas de la obra pastoral para la nueva evangelización".


Otro DVD de Mons. Schneider: “La confesión”.


Juan José Pérez-Soba Stephan Kampowski, liberales: “El verdadero Evangelio de la Familia”. En su prólogo, escrito por Antonio María Rouco Varela, Cardenal arzobispo de Madrid, liberal, leemos: "El libro que ahora prologo pretende precisamente entrar en el debate abierto a partir del texto del cardenal Kasper para mostrar cómo, desde una perspectiva más amplia, se puede llegar a conclusiones diversas de las que el cardenal alemán proponía. Los autores demuestran un conocimiento profundo de la enseñanza y del pensamiento de san Juan Pablo II, al que el papa Francisco ha denominado «Papa de la familia», proponiéndolo como un referente para el camino sinodal de la Iglesia".


Además, en el sitio web, se pueden encontrar otras obras de Mons. Schneider, como "Corpus Christi", y el DVD "Dominus est".

sábado, 6 de febrero de 2016

TRADIFARISEÍSMO




Cuidado con el calificativo de “modernistas”. No miremos con desdén al resto de los católicos, a los que solemos llamar modernistas a secas, pues, en su inmensa mayoría, son víctimas de los salteadores que los despojan de la verdadera fe. 

Cuidado, porque esos, muchas veces, muchísimas, son eso: víctimas, no victimarios. No son los asaltantes de la parábola, sino el hombre asaltado. 

Pensemos, por ejemplo, en el inmenso bien espiritual que, en su gran simplicidad, con sus fervorosas oraciones hacen esas ancianas “modernistas”, devotas verdaderas del Rosario, infaltables en las Parroquias; pensemos en esas monjas “modernistas” de clausura que, pese a la Misa Nueva y a las malas prédicas, viven enteramente crucificadas por causa de su caridad ardentísima. 

Pensemos en esos Sacerdotes y laicos que se esfuerzan sinceramente por alcanzar la santidad, a pesar de tener que respirar cada día el humo liberal que ha entrado en el templo mediante la grieta excavada desde dentro por una Jerarquía de traidores. 

Cuidado con el desprecio del prójimo: no nos vaya a suceder que estemos haciendo a veces la oración del fariseo: 

Te doy gracias, Señor, 
porque no soy como los demás hombres, 
ni como esos estúpidos e ignorantes 
modernistas de las Parroquias.

Cuidado: peor que ser hereje material modernista es ser un orgulloso tradicionalista, porque Dios resiste a los soberbios y da su gracia a los humildes (1 Pe 5, 5)

Cuidado con la soberbia. 

El orgullo farisaico es la gran tentación de los tradicionalistas. 

Los fariseos fueron los descendientes de los asideos, esos mártires y héroes tradicionalistas que combatieron a las órdenes de los Macabeos. 

Cuidado con la soberbia. A esos que parecen vivir de diatribas y discusiones, habría que preguntarles qué es más importante: si tener razón o tener caridad. 

Si los tradicionalistas tenemos la verdad, es por un regalo, por una gracia de Dios. Pero la luz de la fe verdadera es para iluminar a los hombres en orden a la salvación eterna, no para querer deslumbrarlos haciendo gala de conocimientos, ni para aplastarlos.

Dios nos haga caritativos y humildes. 

Ciertamente, los tradicionalistas debemos ser el buen samaritano especialmente para con todas las pobres ovejas asaltadas y heridas por esos ministros del diablo que les dan a beber el veneno liberal y modernista. 

Estos últimos se comportan como los ladrones de la parábola, de modo mucho más criminal que el Sacerdote y el levita, que pecaron sólo por omisión. 

Estos ladrones son la Jerarquía liberal que objetivamente despoja y asesina a las almas desde esa verdadera emboscada que fue el Vaticano II. 

Con estos envenenadores de las almas no cabe buscar cooperación ni concordia alguna, ni menos aceptar la posibilidad de someterse un día a su poder destructor. 

Si el samaritano hubiera pretendido ponerse a las órdenes de los ladrones, no habría hecho con eso un acto de caridad, sino la mayor insensatez imaginable. 

Y habría terminado robando, o robado y medio muerto él también.

[Extractos de este sermón]

viernes, 5 de febrero de 2016

EL NUEVO VIDEO APÓSTATA DEL PAPA

SEGÚN ESTE GRAN DEMOLEDOR DE LA FE, LO QUE EL MUNDO NECESITA NO ES CONVERTIRSE A LA FE CATÓLICA PARA LIBERARSE DE LA ESCLAVITUD DEL DEMONIO, SINO QUE "NECESITAMOS UNA CONVERSIÓN QUE NOS UNA A TODOS: LIBERARNOS DE LA ESCLAVITUD DEL CONSUMISMO".




Adelante la Fe (Extracto)

 EL NUEVO VÍDEO DEL PAPA DONDE NO SE MENCIONA A DIOS NI UNA SOLA VEZ

“¿De qué le servirá al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? ¿O qué dará el hombre a cambio de su alma?” (Mt 16, 26)
Conmovedor el vídeo del Papa de este mes, los peces, los árboles, la basura, la ecología, precioso todo, lástima que A DIOS NO SE LE MENCIONA NI UNA SOLA VEZ. 

Y haciendo referencia a aquel judío converso que piensa demandarlo en próximos días, no estaría mal hacer lo mismo (...)


No nos imaginamos el pedir, en las intenciones del Rosario, ¡por la reducción de la huella de carbono y el calentamiento global de la “casa común”!… O rezar pidiendo para que la gente apague sus aires acondicionados y deje de reproducirse como conejos. ¿Es acaso una intención “papal y católica” digna de sus antecesores?


¡Y sí! ¡Nos quejamos y protestamos! Porque somos católicos, porque si los sacerdotes callan y nosotros callamos, gritarán las piedras. Porque el Vicario de Cristo está ahí para proclamar a Cristo, y no para hacer de embajador de la ONU o de mercadólogo de Coca-Cola. Ocultando, negando, su Crucifijo (una vez más) para no ofender a nadie, porque a fin de cuentas, “creyentes y no creyentes”, da igual, representa, a nadie…


De suerte que el papa Francisco no conoce el Evangelio (me preocuparía que lo conociera y aún así persistiera en su empresa), porque donde se entere de que Nuestro Señor ¡secó una Higuera!..


“Pero nadie protesta, nadie reprende. También contra vosotros me querello, oh sacerdotes! Tropezarás en pleno día, y contigo tropezará también el profeta de noche, y tú haces perecer a tu pueblo. Perece mi pueblo por falta de conocimiento; por haber rechazado tú el conocimiento, te rechazaré yo a ti de mi sacerdocio; por haber olvidado tú la ley de tu Dios, yo me olvidaré también de tus hijos.” (Oseas 4, 4-6)


***

"Pero nadie protesta, nadie reprende"...

TOMA DE SOTANAS EN EL SEMINARIO DE LA USML



Hoy, en la iglesia del convento de Avrillé, seis seminaristas (3 franceses, 1 inglés, 1 brasileño y 1 italiano) del Seminario San Luis María Grignon de Montfort, recibieron la sotana durante la misa pontifical celebrada por S.E. Mons. Jean Michel Faure.

Ver fotos de la ceremonia acá.


¡DEO GRATIAS!

LA DUBITANTE FRATERNIDAD SAN PÍO X


Ha salido un nuevo número de la revista Iesus Christus, del distrito Sudamérica de la Fraternidad San Pío X. Su portada no nos sorprende. ¿Por qué no? Porque los liberales de la Neo-FSSPX vuelven a hacer lo mismo que en las portadas anteriores: colocan un tema grave que afecta a la Iglesia entre signos de pregunta. Una táctica cobarde para no resultar chocante con alguna afirmación fuerte de cara a Roma. Así, si un día Francisco les llegara a recriminar que lo acusan de imponer un "magisterio de la conciencia", estos cobardes le responderían: “¡No Su Santidad! ¡Era sólo una pregunta!”. Todo son preguntas, ¿retóricas, o simplemente dudas? Miedo a repudiar con firmeza las herejías y desmadres bergoglianos. Por supuesto, Mons. Fellay no tiene dudas en hacer participar a la congregación en el espurio “Jubileo de la Misericordia” del destructor Francisco. Por otra parte, el Superior P. Trejo vuelve a ofrecer un editorial pálido como siempre, donde apenas esboza una crítica contra el Cardenal Kasper (el malo de la película) pero no hace la menor mención de Francisco, promotor y gran responsable del Sínodo sobre la familia. ¡Corrección política para no complicar el acuerdo! Detrás de tantos signos de interrogación se esconde la cobardía y la traición más grave después del Vaticano II.





jueves, 4 de febrero de 2016

PUBLICAN NUEVO LIBRO EN FAVOR DEL ACUERDO CON ROMA

La señora Huguette Pérol es la autora de varias obras y esposa del antiguo embajador de Francia en el Vaticano, Gilbert Pérol. Ella acaba de publicar su último libro “La elección imposible de la FSSPX - ¿Fidelidad o Sectarismo?”, que es una acusación especialmente contra textos publicados en el sitio del distrito de Francia de esta Fraternidad, La Porte Latine. En efecto, Huguette Pérol ha trabajado mucho por una “reconciliación” entre la FSSPX y el Vaticano modernista.


Ella fue especialmente activa en el seno del GREC -del cual fue una de sus fundadoras-, organización oficiosa con dudosas ramificaciones que aspiraba, bajo el disfraz de discusiones doctrinales -a las cuales algunos se entregaron de buena fe-, por medio de contactos mundanos entre las personas; a reconciliar Roma y la FSSPX: una especie de unidad en la diversidad…

Con ocasión de la publicación de su libro, la señora Pérol participó junto al P.Grégoire Célier, sacerdote de la FSSPX, en la emisión le libre Journal de Henry de Lesquen, el 1° de febrero de 2016, en Radio Courtoisie. Y hay que decir que si la señora Huguette Pérol siempre ha frecuentado los medios tradicionales católicos, ella ha ingerido todas las consecuencias catastróficas del modernismo bajo un barniz tradicional.

Pues además del tema de las relaciones de la FSSPX con Roma, la señora Pérol no encuentra nada que decir respecto a los delirios pos-conciliares, e incluso los defiende. Visiblemente, los encuentros interreligiosos no la asustan, el escandaloso Sínodo sobre la familia no parece haberle ocasionado problemas, llegando incluso a defender la comunión de los divorciados vueltos a “casar” y la posibilidad de tener una nueva unión en caso de divorcio; ella explica, por otra parte, que desea una solución nueva a nivel de la Iglesia para su hijo que se encuentra en esta situación. Respuesta simple e inevitable del P. Célier: esta doctrina de la indisolubilidad del matrimonio es de Cristo, no de la FSSPX. La señora Pérol no rectifica afirmando que los concilios ya pudieron hacer evolucionar cierto número de cosas, ¡por qué no este último punto!

Brevemente: demostración de fuerza de un relativismo doctrinal y moral desgraciadamente sintomático de este catolicismo liberal que quiere hacer la paz con los enemigos de la Iglesia y poco a poco abandona secciones completas de principios y de doctrinas al buscar un consenso que en ocasiones puede calmar situaciones personales dolorosas.

Lo que la señora Pérol llama “Fidelidad” en su obra, no es otra cosa que un apego sentimental a la institución pontifical y, en definitiva, a la autoridad como un absoluto y no como ordenada a un fin, aún siendo infiel a la doctrina de la Iglesia. “Sectarismo” es entonces darle primacía a la doctrina incluso si esta primacía pone en oposición con las orientaciones anti católicas de las autoridades actuales.

Triste ejemplo de este catolicismo liberal ahogado en un mundo de ositos cariñosos que sueña con una paz imposible: de un silencio diplomático se erige una tregua, de la tregua se llega al acuerdo, del acuerdo se resbala al compromiso… Es por eso que el liberalismo es pecado.

miércoles, 3 de febrero de 2016

LOCURA RELIGIOSA

Syllabus




“A la Tradición católica no puede destruirla Francisco. Pero puede destruirse a sí misma si se vuelve farisaica”.


Siempre han existido, pero desde hace cincuenta años, y más aún desde el inicio de la “era Francisco”, se han multiplicado “exponencialmente”, como dicen ahora. Esto es posible además porque a través de la Internet adquieren espacio para explayarse y difundir sus escritos “urbi et orbi”. Ya no es complicado y fatigoso como antes, donde había que tener una imprenta y moverse para distribuir panfletos y libelos. Ahora un solo sujeto con ínfulas de “teólogo” puede sentarse frente a una computadora y difundir a través del mundo sus elucubraciones, opiniones o invectivas, ya sean escritas, ya alocuciones a través del audio o el video. “Cualquiera es un señor, cualquiera es un ladrón…” dice la letra del tango Cambalache. Pues bien, hoy “cualquiera es un predicador, cualquiera es un Doctor”... ¿Será así?

Hablamos de quienes no debidamente iluminados por la sabiduría divina que nos ha entregado la Escritura, adoptan posturas religiosas extremas, exaltadas, violentas, fanáticas y fulminantes. De los “condenadores seriales” que caen fácilmente en precipitaciones, exageraciones y juicios infundados (contra lo cual advertía Mons. de Castro Mayer) o en el celo amargo y “tomas de posición extremas que no corresponden a la realidad sino a a prioris, que perturban las conciencias sin ilustrarlas” (contra lo cual amonestaba Mons. Lefebvre).  A los que, a la manera de los pistoleros, sacan rápido el arma y acribillan ante la primera señal –para ellos- de traición, desviación o “flaccidez” en la doctrina a quienes no concuerdan con sus ideas, que parece fueran muy claras, pero sin embargo nunca saben aclarar ni menos refutar aquello que impugnan a tiro de metralla. John Henry Newman hablaba ya de esto hace casi doscientos años, cuando esos grupúsculos eran quizás más visibles o ruidosos, pero menos numerosos que ahora:

martes, 2 de febrero de 2016

PROTOCOLO SECRETO


Syllabus

En el reconocimiento dado a la FSSPX en Argentina hay un documento firmado entre el Superior de Distrito Sudamérica P. Trejo y Mons. Poli, Arzobispo de la Arquidiócesis de Buenos Aires y primado de la Argentina, que la FSSPX y la Cancillería NO MUESTRAN. Se trata del Protocolo N° 084/15. El documento está citado en la Resolución 25/2015 de la Cancillería comunicada por el Boletín oficial, y como todo lo que respecta al poder ejecutivo, es público por ley, por lo que toda persona que lo solicite tiene derecho a acceder a él.

Nos consta que ciertos fieles de la FSSPX han pedido ese documento a la Cancillería. A alguien le respondieron ahí que lo debía solicitar al Arzobispado. Algunos feligreses han pedido a sacerdotes de la FSSPX poder leer el documento, con nulos resultados.  

Nos parece legítimo preguntarnos, ¿qué esconden estas autoridades? ¿Por qué son tan reacias a mostrar el protocolo? ¿Cuál es el motivo para no hacer público ese documento? ¿Es comprometedor para la FSSPX debido a concesiones realizadas? Lamentablemente, debido al hermético silencio que hay en torno a este tema, las conjeturas no pueden ser favorables. De hecho, de manera lenta y desgastante, a través de un discurso adormecedor, la FSSPX va ahogando toda reacción contra la conciliación con las autoridades modernistas vaticanas. La Tradición de la FSSPX se prepara para ser reintegrada plenamente a Roma. Por lo tanto, para ser desintegrada.

Sobre el reconocimiento en Argentina ver notas 123 y 4.

lunes, 1 de febrero de 2016

EL OBISPO LIBERAL SCHNEIDER ELOGIA A MONS. FELLAY

DIME QUIÉN TE ELOGIA Y TE DIRÉ QUIÉN ERES...

"yo considero a su Superior General, Su Excelencia Mons. Fellay, como obispo católico ejemplar y verdadero"

"Hay una cierta esperanza de un reconocimiento canónico de la FSPPX"

Mons. Schneider concelebrando según el rito bastardo

RORATE CAELI (extracto)

Rorate Caeli: Una situación no típica en la iglesia es la Fraternidad Sacerdotal San Pio X (FSSPX). ¿Por qué piensa Su Excelencia que tantos católicos temen a la FSSPX o se sienten inquietos de cualquier forma de asociación con ella? Por lo que ha visto Su Excelencia, ¿qué dones piensa usted que la FSSPX puede aportar a la Iglesia?

Mons. Schneider: Cuando alguien o algo es poco importante y débil, nadie le teme. Aquellos que temen a la FSSPX en última instancia tienen miedo a las verdades católicas perennes y de sus exigencias en la moral y el campo litúrgico.

Cuando la FSSPX trata de creer, adorar y vivir moralmente en la forma en que lo hicieron nuestros antepasados y los santos más conocidos durante un período milenaria, entonces uno tiene que considerar la vida y la obra de estos sacerdotes católicos y fieles de la FSSPX como un don para la Iglesia en nuestros días, incluso como uno de los varios instrumentos que usa la Divina Providencia para remediar la enormidad de la actual crisis general de la fe, de la moral y de la liturgia dentro de la Iglesia.

En algunos sectores de la FSSPX hay, sin embargo, como es el caso en todas las sociedades humanas, algunas personalidades excéntricas. Ellos tienen un método y una mentalidad que carecen de justicia y caridad, y como consecuencia el verdadero “sentire cum ecclesia”, y está el peligro de una autocefalia eclesial y el ser la última instancia judicial en la Iglesia. Sin embargo, que yo sepa, la parte más sana corresponde a la mayoría de la FSSPX y yo considero a su Superior General, Su Excelencia Mons. Fellay, como obispo católico ejemplar y verdadero. Hay una cierta esperanza de un reconocimiento canónico de la FSPPX.