sábado, 25 de junio de 2016

UN PASO MÁS HACIA EL ACUERDO: OBISPO DE RATISBONA "TOLERA" ORDENACIONES DE LA FSSPX EN ZAITZKOFEN

Der Regensburger Bischof Rudolf Voderholzer hält am 29.05.2014 in Regensburg (Bayern) die Christi-Himmelfahrt-Messe beim Katholikentag.  | Bild: picture-alliance/dpa

OBISPO DE RATISBONA TOLERA ORDENACIONES DE LA FSSPX EN SEMINARIO DE ZAITZKOFEN

La diócesis de Regensburg (Ratisbona), Alemania, ha publicado un comunicado de prensa, con fecha Jun-22-2016, mediante el cual se pronuncia sobre las proyectadas ordenaciones sacerdotales de la FSSPX/SSPX que se realizarán en Jul-02-2016 en el seminario de Zaitzkofen. En él, dicen que las ordenaciones son “no problemáticas en el tiempo actual”, de acuerdo con el Secretario de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», Mons. Guido Pozzo. El mismo comunicado comienza señalando que el Obispo Rudolf Voderholzer (imágen) da la bienvenida a cualquier iniciativa para superar un cisma (sic), el acercamiento a los grupos separados de la Iglesia Católica (sic), y la recuperación de la unidad visible de la Iglesia.

No sucedía lo mismo en 2009 cuando su antecesor, Gerhard Ludwig Müller, tachaba estas ordenaciones —que ocurren anualmente por la misma fecha— de “provocación”, y decía que dichas ordenaciones no se debían llevar a cabo mientras la posición legal de la FSSPX/SSPX no fuera aclarada.

***

NON POSSUMUS AGREGA LA TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL DEL COMUNICADO DEL OBISPO, EN EL QUE SE DICE QUE LAS ORDENACIONES DE LA FSSPX AHORA SON "INOFENSIVAS":

COMUNICADO DE PRENSA SOBRE EL ANUNCIO DE LAS ORDENACIONES SACERDOTALES EN LA FSSPX
22.06.2016

El Obispo de Ratisbona acoge con satisfacción cualquier iniciativa para superar un cisma, el acercamiento de grupos separados de la Iglesia Católica y por lo tanto para recobrar la unidad visible de la Iglesia.
El anunció de las Ordenaciones Sacerdotales para el 2 de julio de 2016 en Zaitzkofen, como lo explica el secretario de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, Mons Pozzo, son inofensivas por el momento. Pero de ahí no se desprende su legalidad canónica ni tampoco el reconocimiento implícito de la legalidad de la consagración del obispo consagrante de la Fraternidad. Las ordenaciones son sólo toleradas y aceptadas sin castigo.
Principio del formulario
Final del formulario
Esta es la expresión de la buena voluntad libremente acordada por la Santa Sede en vista del acercamiento esperado de la FSSPX luego de un periodo de intensa reflexión y examen. El criterio de reconocimiento de la FSSPX es y sigue siendo la plena afirmación de la autoridad del concilio Vaticano II y de todos sus documentos (libertad religiosa, ecumenismo, etc.).

viernes, 24 de junio de 2016

MONS. FELLAY Y LA NUEVA POSTURA DE LA FSSPX ANTE LOS JUDÍOS




Leemos, en la entrevista publicada en la entrada inmediatamente precedente, que Mons. Fellay, con sionistas, modernistas, masones, marxistas y demás enemigos de Cristo, da por verdadero el llamado "holocausto" o "shoah"; y que, mintiendo, declara además que la FSSPX siempre habló en contra esa pretendida "tragedia" y "genocidio" 

Todos sabemos que muchos libros que trataban sobre el tema judío fueron cobardemente retirados de las librerías de la FSSPX después de la célebre entrevista a Mons. Williamson publicada el 2009. 

Lo mismo sucedió con muchos artículos que desenmascaraban la mentira del "holocausto", publicados en internet por la FSSPX; aunque todavía es posible encontrar algunas perlas (en diversos idiomas), que desmienten a Mons. Fellay:




Este material sobre el deicidio, fue guardado en un sitio judío: 


Comparemos ahora las palabras rastreras de Mons. Fellay respecto de los judíos, con estas otras palabra varoniles y católicas de Mons. Lefebvre: 

"Les hablaba en mi conferencia precedente de esta primer traición a la Iglesia que consiste en los acuerdos formales y autorizados con los masones y particularmente con esta logia masónica de los B’nai B’rith de Nueva York. Y esto fue operado de manera particular por el cardenal Bea, presidente del Secretariado para la Unidad de los Cristianos. Y yo les decía que el objetivo de esto, era evidentemente terminar con el antisemitismo. Entonces: ya no afirmar que los judíos son deicidas, sino que es la humanidad quien es deicida. (...) Ya no se dice formalmente que los judíos sean deicidas sino que todo el mundo es culpable, etc. Han ahogado esta verdad que siempre fue enseñada por la Iglesia, por la Tradición. Son los judíos que mataron a Nuestro Señor y ellos lo quisieron, y ellos lo dijeron y ellos lo afirmaron: ¡Que Su Sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos! Ellos sabían lo que decían." COSPEC 102-A (27-10-1983)

"Los judíos han sido intrínsecamente anti-cristianos, anti-Cristos. Ellos verdaderamente siempre han luchado contra Nuestro Señor. Después de haber matado a Nuestro Señor, cuando Nuestro Señor resucitó, la Iglesia nació, y ellos atacaron a la Iglesia, al Cuerpo Místico de Nuestro Señor. Entonces esta ha sido una lucha encarnizada y una lucha de todos los tiempos contra la Iglesia." COSPEC 102-A (27-10-1983)

Terminamos la presente entrada recomendando este video sobre la farsa diabólica del "holocausto", y animamos a los fieles a ver el material similar que todavía es posible encontrar en Youtube:





miércoles, 22 de junio de 2016

NUEVA ESCANDALOSA ENTREVISTA A MONS. FELLAY




FUENTE (Nuestros comentarios en rojo)
La FSSPX ha estado separada de Roma desde su fundación por Mons. Lefebvre. ¿Cómo ve esto su Superior Bernard Fellay?
Mons. Fellay dirige la Fraternidad Tradicionalista de San Pio X, que rechaza reformas sustanciales del concilio Vaticano II. Este año el Superior General fue recibido por el Papa Francisco por primera vez.
SN: Bajo el Papa Benedicto XVI hubo conversaciones entre el Vaticano y su Fraternidad. ¿Qué ha cambiado bajo el papa Francisco?
Fellay: El proceso de acercamiento siempre es el mismo. Nosotros siempre hemos reconocido la primacía del Papa, incluso en la cuestión de las consagraciones episcopales en la Fraternidad. No hubo negación sobre la primacía y por nada en el mundo quisimos una separación de Roma. [Astutamente, Monseñor desvía la respuesta hacia el punto no discutido de la primacía papal]
SN: Pero estas consagraciones no fueron lícitas de acuerdo a la Ley de la Iglesia.
Fellay: Esto es correcto. [!!!] [Sólo un verdadero y propio traidor puede conceder eso] Sin embargo, esto no significa que rechazamos la primacía del Papa. Cuando alguien desobedece a su padre, no por eso rechaza a su padre. Visto externamente, la consagración episcopal fue un acto de desobediencia, pero no un rechazo a la autoridad. Es por eso que incluso el Vaticano nunca dijo que la FSSPX estuviera en cisma por ello. Esto se ha hecho más y más claro en el curso del acercamiento. Nosotros no somos cismáticos, no estamos separados de la Iglesia. [¡Vaya respuesta ambigua!]
SN ¿Entonces usted continuará ordenando sacerdotes sin permiso?
Fellay: Ciertamente, pero sé que esto sucede con la aprobación tácita, tolerante de Roma. [¡Pero se toleran sólo los males, no los bienes! Al que cumple con el gravísimo deber de preservar la Fe, no le debe preocupar contar o no contar con el permiso de ninguna autoridad]
SN: Entonces usted piensa que Roma tolera estas ordenaciones ilícitas?
Fellay: No solamente lo pienso, lo sé. [¡De nuevo reconoce la supuesta ilicitud de la ordenaciones de la FSSPX!]
SN: En 2009, Benedicto XVI levantó su excomunión. ¿Se sintió usted excomulgado alguna vez?
Fellay: No, nunca. Una excomunión se basa en un pecado grave. Es por eso que nosotros siempre hemos explicado que realizamos nuestras consagraciones como una medida de emergencia. Sí, nosotros tomamos medidas que están prohibidas en circunstancias normales. Pero durante una emergencia hay otros estándares. Es por eso que yo nunca me sentí excomulgado, aunque en el Vaticano me ha tratado como tal. [Monseñor omite aclarar un punto esencial: que esas excomuniones fueron nulas, inválidas]
SN: Luego, ¿el retiro de la excomunión tuvo algún significado?
Fellay: No mucho. Fue un cierto reconocimiento de nuestro estatus, nuestra situación. El Papa aceptó que no somos rebeldes, que no establecimos una iglesia paralela sino que somos parte de la Iglesia Católica Romana. En este sentido el levantamiento de la excomunión tuvo mucho significado. [A reconocer que las excomuniones fueron "levantadas", reconoce implícitamente que fueron válidas] Pero más importante para nosotros fue el reconocimiento, por el Papa Benedicto, de que la Misa Tridentina nunca fue prohibida.
SN: El Papa Francisco ha permitido que los católicos, durante el año de la Misericordia, se confiesen con sacerdotes de la FSSPX. ¿Este permiso continúa después de este año?
Fellay: Este permiso muestra la preocupación del papa Francisco por la salvación de los fieles, [Mons. Fellay constantemente exculpa al demoledor Francisco e intenta alabarlo cada vez que puede] el Papa me confirmó personalmente que esta autorización permanecerá vigente más allá del año de la misericordia. [Con lo que se prueba que el artículo inmediatamente precedente dice la verdad]
SN: Benedicto XVI era un teólogo, Francisco piensa más en lo pastoral. ¿Esto es un progreso respecto a la FSSPX?
Fellay: Benedicto estaba muy atento a la doctrina. Francisco mira más por la persona. Incluso ve la doctrina como un obstáculo aquí y allá. [Nótese: que el hecho de que la Verdad sea considerada un obstáculo por Francisco parece que no preocupa a Mons. Fellay] Para nosotros es importante que este camino [el actual proceso de regularización de la FSSPX] avance hacia lo que es correcto, hacia la verdad. Nosotros siempre nos hemos considerado como católicos. Si esto finalmente es reconocido, bien para nosotros. [¿Y quedar sometidos a los destructores de la Iglesia será igualmente bueno?]
SN: El punto de conflicto es el concilio Vaticano II: la libertad religiosa, el ecumenismo, la colegialidad episcopal. ¿Hay algunas aclaraciones que hacer? ¿O no es necesario?
Fellay: Creo que la posición actual de la Santa Sede, y especialmente la de la Congregación para la Doctrina de la Fe, es el resultado de las intensas discusiones que se han llevado a cabo desde el 2009. Mucho fue aclarado en el proceso. Nosotros de hecho tenemos objeciones respecto a los tres puntos que usted menciona. Sin embargo muchos católicos van más allá de los textos del concilio apoyándose en el espíritu del concilio. [Como dando a entender que el problema el "abuso del concilio" más que "el concilio en sí"] Roma reconoce que nuestras posiciones son correctas en muchos puntos. [Una respuesta digna del más astuto de los políticos o del más hábil de los diplomáticos, y, por lo mismo, totalmente indigna del sucesor de Mons. Lefebvre]
SN: ¿Qué significa esto para la libertad religiosa?
Fellay: Hoy en día, quien afirme que el Estado no tiene nada que ver con Dios y no tiene deberes hacia Dios, contradice la enseñanza de la Iglesia. El término libertad religiosa significa, si se quiere comprender correctamente, que a nadie se le permite imponer una religión a otra persona en contra de su conciencia. A nadie se le permite forzar a otro para ser bautizado. A nadie se le permite coaccionar a otro para actuar en contra de su conciencia. 
SN: Por lo tanto el concilio afirma que cada individuo debe decidir en su propia conciencia el abrazar una religión particular.
Fellay: El Vaticano II dice explícitamente que el hombre debe buscar la verdad y adherirse a ella. Al mismo tiempo niega este principio en el dominio del Estado: El Estado debe garantizar libertad a todas las religiones y no se le permite interferir o restringir cualquiera de ellas, incluso las falsas. Y esto debido al derecho natural. Por el contrario, la enseñanza tradicional de la Iglesia dice que el Estado puede tolerar las falsas religiones pero para esto no puede invocar el derecho natural. Respecto a la Iglesia, ella tiene el deber de siempre y en todas partes proclamar la verdad a los hombres y llevarlos a la verdad. La Iglesia Católica es la única religión verdadera, la única que puede salvar al hombre. Por eso es misionera.
SN: Cuando alguien abraza una religión diferente, ¿está en el error?
Fellay: Absolutamente.
SN: ¿Qué significa esto para el ecumenismo y las iglesias cristianas?
Fellay: Si uno comprende por ecumenismo que todos los cristianos deben encontrar el camino de regreso a la Iglesia, entonces nosotros también estamos a favor del ecumenismo. Nosotros rezamos por la unidad de los cristianos. Pero creer que cualquiera puede salvarse en cualquier camino que escoja, esta no es la enseñanza de la Iglesia. En este sentido nos oponemos al ecumenismo.
SN ¿Cuál es el problema respecto a la colegialidad episcopal?
Fellay: El papa Paulo VI añadió una nota adicional explicativa al texto conciliar: No se permite a ningún obispo afirmar que forma parte del gobierno de la Iglesia si no está con el papa y bajo el papa. Sólo el papa decide quién tiene algo que decir en la Iglesia. Él es el único que gobierna la Iglesia. Afirmar que los obispos tienen una especie de legitimidad democrática es falso. Esto contradice la enseñanza de la Iglesia completamente. Esto es ignorado por la mayoría de los dignatarios hoy en día.
SN: ¿Cuál es su posición respecto al judaísmo? Usted supuestamente dijo en 2012 que los judíos, los masones y los modernistas eran enemigos de la Iglesia.
Fellay: He tratado varias veces de corregir esta frase, que nunca fue pronunciada de esta manera por mí. Yo nunca dije “los” enemigos de la Iglesia, sólo “enemigos”. Y esta declaración se hizo en conexión con la cuestión de quién estaba poniendo presión a Roma contra un acuerdo con la FSSPX. Respecto a esto, yo dije que era sorprendente que son precisamente estos grupos, que siempre se muestran como enemigos de la Iglesia, que no nos quieren. 
SN: ¿Qué dice esto respecto a su posición sobre el judaísmo?
Fellay: No tiene nada que ver con los judíos como pueblo, sino solamente con algunas organizaciones judías. [!!!] Yo nunca quise apuntar al judaísmo, exceptuando su religión. Una religión que rechaza a Cristo como Hijo de Dios se opone a la Cristiandad. [¿Así que, en definitiva y como dijo el P. Bouchacourt, los judíos no son deicidas, ni son una raza maldita?] El Mesías vino del pueblo judío, y por esa razón es completamente claro que la actitud de los católicos respecto a los judíos en general es muy especial, y no es antagónica. [Eso contra la Sagrada escritura, pues San Pablo dijo que los judíos, "en cuanto al evangelio, son enemigos por causa de vosotros" (Rom 11, 28)] Pero es deplorable que ellos no reconocieron al Mesías. Lo harán, lo dijo San Pablo. [San Pablo es citado por Monseñor sólo cuando le conviene...] Dice que en algún momento el pueblo judío se convertirá, y esto será extremadamente benéfico a todo el mundo. [Una mentirosa, cobarde e impía respuesta que puede dejar felices o tranquilos, por lo menos, a los judíos, los peores enemigos de Cristo y de su Iglesia]
SN: ¿Qué significado tiene el holocausto?
Fellay: El holocausto tiene que ver con el Nazismo, con Hitler. No tiene nada que ver con la Iglesia Católica. El holocausto es una tragedia como cualquier otro genocidio. [¡Mentira!] La Iglesia siempre habló en contra. [¡Mentira!] Como nosotros también.  [¡Mentira de nuevo!] [Muy cobarde y vergonzoso reconocimiento de la mentira del "holocausto"]

LA FSSPX Y EL ACTO DEL PAPA DEL 1° DE SEPTIEMBRE DE 2015


"La capitulación de la FSSPX frente a la Roma neo-modernista y neo-protestante denunciada por Mons. Lefebvre en su declaración de 1974, se ha hecho efectiva el 8 de diciembre de 2015, fecha de la apertura del año de la misericordia por el papa Francisco."


FRANCE FIDÈLE

S.E.R. Mons. Jean Michel Faure recomienda a los 40 capitulares del capítulo 2012 (y a los futuros 40 capitulares del futuro capítulo de 2018), tomar conocimiento del presente documento.

LA FRATERNIDAD SAN PIO X Y EL ACTO DEL PAPA DEL 1° DE SEPTIEMBRE DE 2015.
Cuando Mons. Fellay olvida reunir su Capítulo

Como se sabe, durante el "Año de la misericordia" (del 8 de diciembre de 2015 al 20 de noviembre de 2016), las absoluciones impartidas por los sacerdotes de la FSSPX están cubiertas por la jurisdicción concedida por el papa Francisco en los términos de su carta del 1° de septiembre de 2015 a Mons. Rino Fisichella, presidente del Consejo pontifical para la promoción de la nueva evangelización.
Según el derecho de la Iglesia, la jurisdicción acordada es llamada “ordinaria”.
Tal y como se desprende de esta carta, la medida parece modesta, aplicándose a un solo sacramento y por la duración de un año jubilar.
Se precisó que la absolución del aborto estaba incluida, y que el gesto de Roma comprendía igualmente el sacramento de la extremaunción. Por otra parte, la Casa general de Menzingen confirmó que el beneficio de la jurisdicción ordinaria para el sacramento de la penitencia vuelve innecesario el recurso al régimen de la suplencia canónica que fue invocada desde 1976 por la Fraternidad para este sacramento (como para otros) de conformidad a las normas generales del derecho.
Después de varios meses, ¿qué debemos pensar hoy de esta medida del 1° de septiembre de 2015? ¿Qué implica ella para el futuro?
1) Hay que recordar que el Capítulo general de verano de 2012 de la FSSPX sometió expresamente una “eventual normalización canónica” (sin precisión en cuanto a sus modalidades) a la deliberación previa de un Capítulo extraordinario, encargado de verificar que las seis condiciones -tres de ellas obligatorias, tres simplemente facultativas- estaban satisfechas (o no), permitiéndole autorizar (o rechazar) tal normalización (cf. Comunicado del 14 de julio). [Se refiere a la Carta Interna del 18 de julio. NdB]
Observamos que, entre estas condiciones, ya no figuró la exigencia planteada por el Capítulo de 2006, de un retorno (previo) de Roma a su Tradición bimilenaria.
2) Recordamos igualmente que el "encuentro cordial" de septiembre de 2014 entre el Cardenal Müller y Mons. Fellay, constituyó el inicio de un acercamiento entre Roma y la Fraternidad en términos no equívocos: “proceder gradualmente y dentro de un tiempo razonable para superar las dificultades y alcanzar la deseada reconciliación plena”. (Cf. Comunicado del Vaticano del 23 de septiembre).
3) El 1° de septiembre de 2015 se difundió la carta del papa concediendo la jurisdicción. La medida no resulta de un “acuerdo” entre Roma y la Fraternidad, sino de un acto unilateral del papa usando su poder pleno en la Iglesia (Mons. Fellay precisó que “como todo el mundo”, él “tuvo conocimiento por la prensa”).
4) El mismo día 1° de septiembre, el Superior general hizo publicar un comunicado donde “expresa su agradecimiento al Soberano Pontífice por este gesto paternal”.
5) Las modalidades de la concesión son atípicas: la jurisdicción es atribuida a los sacerdotes de la Fraternidad según un procedimiento inhabitual, por lo demás ésta es muy limitada y de aplicación temporal. El acto del 1° de septiembre de 2015 no deja de ser una “normalización canónica” en el sentido de la decisión del Capítulo de julio de 2012, el cual no operó distinciones entre normalización parcial o completa, unilateral o consensual, temporal o definitiva, etc. … y la verificación de las seis “condiciones previas” planteadas por este Capítulo ya no tiene razón de ser por el hecho de la aceptación de la medida papal por el Superior general.
6) Analizándola, esta « mini-normalización » (dos sacramentos por un año) se presenta como una primera experiencia de coexistencia entre la Fraternidad y su entorno “conciliar”, y como una prueba de su docilidad hacia la autoridad que detenta del poder legítimo en la Iglesia.
Desde el encuentro con un "clima cordial" entre Monseñor Fellay y el papa, a principios de abril de 2016 en Roma, se consiguió que la jurisdicción actual será prorrogada después del 20 de noviembre, y que una extensión a otros sacramentos no se descarta.
Lo que indica que, lejos de buscar con la FSSPX una “plena comunión” en la fe y la Tradición auténtica de la Iglesia, los hábiles pasos del papa apuntan en realidad a poner la FSSPX bajo su control, para neutralizar suavemente su oposición al concilio y hacerle olvidar a la larga la protesta católica de su Fundador.
Comprendida de este modo, la medida de apariencia inofensiva del 1° de septiembre de 2015 toma todo su sentido, el de un primer paso discreto de un proceso de asimilación-integración.
7) El pasado otoño, los riegos de este proceso no podían escapar al Consejo General de Menzingen, volviendo mucho más imperativa la reunión del capítulo previsto en el comunicado del 14 de julio de 2012. Y sin embargo, el Superior General no convocó a este capítulo extraordinario. El procedimiento de autorización establecido por la instancia suprema de la Fraternidad como medida de protección, no fue aplicado; y el motivo de esta omisión no fue dado.
8) Habiendo aceptado solo y sin la autorización del Capítulo este acto preliminar del papa, ¿Mons. Fellay podrá oponerse a las medidas complementarias de normalización ya contempladas (cf. su sermón de Puy del 10 de abril de 2016) o a un reconocimiento canónico más completo? ¿Podrá negarse a ratificar el “acuerdo fundamental” sobre “el valor del concilio”, tal como lo requiere el papa para una erección de la Fraternidad en prelatura personal (cf. entrevista a La Croix del 16 de mayo de 2016)? Considerando la evolución en curso, ya no podríamos afirmarlo.
9) El deseo de remediar una situación canónica supuestamente “irregular” ha conducido a la Fraternidad a diferir sin cesar la confrontación decisiva sobre la doctrina. Por no haber exigido una renuncia de Roma a los errores conciliares antes de consentir en recibir la jurisdicción ordinaria atribuida por el acto del 1° de septiembre, la Fraternidad se ha encerrado en una trampa: ella ya no podrá invocar el estado de necesidad y tomar, si ha lugar sin el acuerdo de la autoridad, las disposiciones útiles a la salvaguarda de la fe y del sacerdocio, destrozados por el Vaticano II y sus reformas.

La capitulación de la FSSPX frente a la Roma neo-modernista y neo-protestante denunciada por Mons. Lefebvre en su declaración de 1974, se ha hecho efectiva el 8 de diciembre de 2015, fecha de la apertura del año de la misericordia por el papa Francisco.
13.06.2016                                                                              Recuerdo Marcelli

domingo, 19 de junio de 2016

SEMANA CLAVE EN LA NEO-FSSPX HACIA LA “RECONCILIACIÓN PLENA” CON LA IGLESIA CONCILIAR: REUNIÓN DE SUPERIORES EN SUIZA


Esta semana parece ser clave y podría llegar a concretarse la aceptación de la propuesta romana de una prelatura personal, que viene siendo estudiada desde julio del año pasado. Podemos confirmar las siguientes informaciones en Argentina:

1- El Director del Seminario de La Reja, P. Davide Pagliarani, está por viajar a Suiza. Lo mismo hará el P. Trejo, Superior del Distrito. Concurrirán a una reunión de Superiores a desarrollarse entre el 25 y el 28 de junio.

2-Hoy domingo 19 de junio anunciaron en las Misas del Priorato de Bs. As. que el jueves próximo NO VA A HABER MISAS EN EL PRIORATO, pues no va a haber ningún sacerdote (a pesar de contar con cinco en total). No se dio el motivo. Probablemente los sacerdotes vayan a una reunión, donde se les anuncie el futuro “reconocimiento”, gracias a la “misericordia” de Francisco. En los prioratos de México, por otra parte, están pidiendo oraciones a San José para que guíe a los participantes de la reunión a tomar la mejor decisión para la FSSPX.  Habrá que estar atentos a lo que en los próximos días suceda.

sábado, 18 de junio de 2016

COMENTARIO ELEISON Número CDLXVI (466) -18 de junio de 2016

La Argucia del “Anti-Semitismo”
¿Es “antisemita” esgrimida como una espada?
Sólo pidan a quien la esgrime definir la palabra.
Hay palabras engañosas que parecen significar una cosa y son empleadas para significar otra bien distinta. Una de esas palabras más engañosas de todas es “anti-semitismo”. La palabra parece significar oposición a todos los Judíos simple y puramente porque son Judíos y, en este sentido, ésta palabra condena correctamente algo malo porque algunos Judíos son malvados pero ciertamente no todos. Por otro lado, es a menudo utilizada para condenar absolutamente toda oposición a cualquier cosa que cualquier Judío hace, y entonces la palabra está erróneamente condenando algo bueno, porque siempre que los Judíos hacen cualquier cosa mala, entonces la oposición a ellos es buena. Pero, ¿hacen los Judíos cosas malas? Obviamente. Ellos crearon el Islam para los Árabes, la Masonería para los Gentiles, y el Comunismo para el mundo moderno, todos estos con el fin principal de luchar contra Jesucristo y el Cristianismo, y así enviar almas al Infierno.
Un libro que todos los Católicos deben leer, quienes desean defender a la Iglesia contra el Islam, la Masonería y el Comunismo, ahora Globalismo, es Complot Contra la Iglesia por Maurice Pinay. El libro fue escrito justo antes del Vaticano II para ser puesto en las manos de todos los Padres Conciliares con el fin de advertirles del gran peligro en el cual la Iglesia se encontraría en el Concilio. Efectivamente. Los Padres del Concilio terminaron alabando al Islam (Unitatis Redintegratio), adoptando principios Masónicos (Dignitatis Humanae) y no mencionaron, mucho menos condenaron, al perverso sistema del Comunismo. He aquí como en su Capítulo sobre “Antisemitismo y Cristianismo”, Maurice Pinay analiza la traición de la palabra “antisemitismo”:—
A través de los siglos, los Judíos siempre han usado palabras vagas con una variedad de significados, escribe Pinay, para embaucar las mentes de los Gentiles y a sí impedirles defenderse a sí mismos contra el empuje Judío hacia la dominación mundial en esta guerra de 2,000 años contra el Cristianismo que Pinay cuidadosamente documenta a lo largo de su libro. Entonces en una primer etapa, por medio de tres argumentos, ellos buscan prevalecer sobre los líderes Gentiles para que condenen al “antisemitismo” en el primer sentido mencionado arriba, el de oposición a toda cosa y toda persona Judía: en primer lugar, Cristo, estableciendo la igualdad de todos los hombres ante Dios, condenó toda degradación de una raza entera; en segundo lugar, Cristo le dijo a todos los hombres que “se amen unos a otros”; en tercer lugar, ambos, Cristo y Su Madre, eran Judíos.
Pero en una segunda etapa, los Judíos, una vez que hubieron obtenido de los Gentiles la condenación de un “antisemitismo” vago, proceden a darle a la palabra un significado bien diferente, el segundo sentido mencionado arriba, el de oposición a cualquier cosa que los Judíos hacen. Así, los “antisemitas” son: todos los patriotas que ejercen su derecho de auto-defensa contra la subversión Judía en su país; todos los defensores de la familia contra los errores y vicios de toda índole fomentados por los Judíos para disolverla (ejemplo pornografía, aborto); todos los Católicos que defienden su santa religión contra toda forma de corrupción abierta o secretamente promovida por los Judíos para socavarla; todos los que dicen la verdad desenmascarando a los Judíos como los originadores de la Masonería y el Comunismo (ahora del Globalismo y feminismo, etc.); y todas las personas en general que se oponen a la subversión Judía de la Iglesia y de la civilización Cristiana. Y por su control de la política, finanzas, cine y sobre todo por sus medios de comunicación, los Judíos han logrado darle tanta carga eléctrica a esta pequeña palabra “anti-semita” que es suficiente para electrocutar a cualquiera que la toque.
Pero, ¿quién es lo suficientemente tonto como para haberles permitido controlar la política y finanzas? ¿Quién les ha permitido monopolizar prácticamente la industria del cine y los medios de comunicación? ¿Quién piensa que es muy inteligente el acabar con toda la censura y ahora está cooperando con ellos habilitándolos para que censuren el Internet? En cada caso, son los gentiles liberales, que por lo tanto están siendo esclavizados minuto a minuto en su Nuevo Orden Mundial. Doctor, ¡cúrate a ti mismo! Pues quien lee sus diarios o mira sus programas de televisión, ¿tiene otro a quien culpar más que a sí mismo por dejar que ellos tomen el control de su mente, y de su civilización?
Católicos, lean Complot Contra la Iglesia. Si alguien los está acusando de ser un “antisemita”, es muy posible que tengan razón de estar orgullosos.
Kyrie eleison.


viernes, 17 de junio de 2016

EL MISTERIO DE LA SIMPATÍA BERGOGLIANA HACIA LA NEO-FSSPX

Syllabus




Hay un misterio que, según parece, y de acuerdo a lo afirmado en más de una oportunidad por el primer asistente de Mons. Fellay, el alemán P. Niklaus Pfluger, se torna cada día más insondable, más inextricable, más inaccesible a la razón. Este arcano sume en la perplejidad a los miembros y fieles de la FSSPX en todo el mundo. Desde luego, los peritos todavía no saben si es un misterio del orden natural o sobrenatural, si es humano o angélico, si corresponde llegar a desentrañarlo desde el abordaje psicológico o pastoral. Tampoco se animan a concluir que un teólogo pueda internarse con mayor solvencia que un detective en los múltiples meandros del enigma. Ni que algún escritor capaz de advertir “el enigma del fantasma en coche” o “el misterio de Marie Rogêt” esté en condiciones de abordar semejante caso. En fin, lo único que corresponde afirmar respecto del mismo es lo siguiente: se trata de un misterio. Y como tal, es incomprensible. Pero hay que aceptarlo, como se acepta la humedad, la tibieza del sol, el pasto que crece entre las baldozas o el paso inevitable de los años.

¿Cuál es este misterio? Escuchemos al P. Pfluger:

LA SIMPATÍA DEL PAPA HACIA LA FSSPX "ES UN MISTERIO"

Nuestros miembros y los fieles preguntan, ¿por qué este papa, este papa en particular es tan amigable, tan encantador con nosotros? Es un misterio. En el nivel humano yo diría que le gustamos porque nos conoce de Argentina. Es muy excéntrico, es un jesuita, le gusta este espíritu misionero; somos pobres, vamos a India, a muchas partes, a las periferias como él dice. Tal vez no le guste la Iglesia establecida, rica, en Europa, en Norteamérica, los funcionarios. 

Pero tal vez sea más de orden sobrenatural, al nivel espiritual. Para los sedevacantistas, por ejemplo, o la llamada Resistencia, esto es un escándalo: que a este papa -con sus entrevistas, su comportamiento, sí, es escandaloso- le pueda gustar la Tradición. 

Como se ve, estamos ante un misterio no precisamente de iniquidad, sino ante un misterio muy agradable, simpático, regocijante. Francisco es, según Pfluger, “amigable”, “encantador” con  la FSSPX. Le “gusta” la FSSPX, dice Pfluger: “Nosotros le gustamos”. Es más, va más allá y dice que le gusta la Tradición.

¡Misterio!

Bueno, quizás la “simpatía” bergogliana no sea tan misteriosa, después de todo. Quizás y en todo caso, Bergoglio sea tan misterioso como un periódico, como un partido político o como la mafia.

Quien haya leído la Pascendi de San Pío X se dará cuenta que los modernistas están retratados allí de pies a cabeza. Allí está la tomografía computada que descubre todas la mañas, las argucias, las ideas y las prácticas de los modernistas. Metámosle maquiavelismo político, viveza criolla y talmúdica condescendencia, y se acaba el “misterio”. Es decir, se comprende.

Entonces, si como vemos a Francisco rodearse de hampones, corruptos, liberales, traidores, heresiarcas, sodomitas, abortistas, judíos y comunistas, sin pedirles nada a cambio, aceptándolos como son, quizás sea porque los jerarcas de la Neo-FSSPX caen en alguna de estas categorías, y habiendo renunciado a la intolerancia doctrinal, a la entera verdad, a la cruz de la persecución, sean aptos para ser recibidos en el titanesco barco que es conducido hacia el Nuevo Orden Mundial donde no hay lugar para Cristo Rey y quienes proclaman y luchan por este reinado.

Pero, hay una particularidad de Francisco, y sería bueno que el P. Pfluger se diera cuenta, y es que todo aquel que recibe sus mercedes o sus dádivas, cae luego en desgracia. El último caso es de de la Sra. Madre de los terroristas setentistas Hebe de Bonafini, que tras su amoroso encuentro en el Vaticano con Francisco, ahora está a punto de ser procesada por estafa y hasta es afrentada públicamente en uno de sus actos en “su” plaza (ver acá y acá). La total caída en desgracia de la FSSPX, tras recibir el beneplácito francisquista, no será, ciertamente, un misterio indescifrable.

miércoles, 15 de junio de 2016

ENTREVISTA DEL 29 DE MAYO AL P. PFLUGER

FUENTE (Extracto. Hemos puesto subtítulos esclarecedores del sentido de las palabras del acuerdista P. Pfluger) 


"Nuestros miembros y los fieles preguntan, ¿por qué este papa es tan amigable, tan encantador con nosotros?"


LA SIMPATÍA DEL PAPA HACIA LA FSSPX "ES UN MISTERIO"

Nuestros miembros y los fieles preguntan, ¿por qué este papa, este papa en particular es tan amigable, tan encantador con nosotros? Es un misterio. En el nivel humano yo diría que le gustamos porque nos conoce de Argentina. Es muy excéntrico, es un jesuita, le gusta este espíritu misionero; somos pobres, vamos a India, a muchas partes, a las periferias como él dice. Tal vez no le guste la Iglesia establecida, rica, en Europa, en Norteamérica, los funcionarios. 

Pero tal vez sea más de orden sobrenatural, al nivel espiritual. Para los sedevacantistas, por ejemplo, o la llamada Resistencia, esto es un escándalo: que a este papa -con sus entrevistas, su comportamiento, sí, es escandaloso- le pueda gustar la Tradición. 

EL ACTUAL PROCESO DE REGULARIZACIÓN DE LA FSSPX "ES LA PROVIDENCIA DE DIOS"

A veces pienso que es cosa de Dios. Él es sorprendente: en el Antiguo Testamento una mula profetizó, Nuestro Señor dijo “si no están en tu contra están en tu favor”. Es paradójico, pero ¿por qué no? Tal vez sea un misterio, pero es la Providencia de Dios. Benedicto XVI era muy doctrinal, inteligente, era un profesor, este papa es tan modernista, tan progresista, pero no tiene problema en hablar con Mons. Fellay.

"DIOS NOS DICE: NO ES VUESTRA OBRA, ES MÍA, ES MI PROVIDENCIA."

Hay algunos cardenales y obispos que nos conocen muy bien y ven la importancia de la Fraternidad para la Iglesia y ellos hablan con el papa y le dicen, y el mismo papa lo dice: yo hablo con los protestantes, hablo con los judíos; ustedes son católicos, católicos en camino a la plena comunión. Uno no puede escoger al papa. Tal vez sea una manera en que Dios nos dice no es vuestra obra, es mía, es mi Providencia.
Algunos obispos ven que nosotros que somos perseguidos, excomulgados si se quiere; tenemos tantas vocaciones, entonces ellos ven que algo en la Iglesia moderna está mal.

"DESGRACIADAMENTE MUCHOS NO SABEN QUIÉNES SOMOS", Y POR ESO HAY QUE INTEGRARSE A LA IGLESIA CONCILIAR.

Hace pocas semanas en París, en Semana Santa, después de la ceremonia un hombre se acercó y me dijo: “Es la primera vez que vengo con ustedes. Escuché que el papa les dio la jurisdicción para confesar y aquí he descubierto la misa de mi juventud”. Esto no es milagroso, es lógico. Pero desgraciadamente muchos no saben quiénes somos. Es un reto para nuestros sacerdotes dar a conocer la Misa antigua, la Fraternidad.

LA REINTEGRACIÓN NOS HARÁ MISIONEROS.

El año pasado tuvimos una reunión con un obispo local de Suiza, Mons. Huonder, él es uno de los obispos que se reunieron con los sacerdotes y superiores de la Fraternidad. Y él dijo “Ustedes, Fraternidad, necesitan a la Iglesia y la Iglesia los está necesitando”. Yo creo que esto es muy importante. Para Mons. Marcel Lefebvre. la Fraternidad es una obra para la Iglesia, en la Iglesia, de la Iglesia. Entonces no es para nuestro crecimiento, para nuestros propios sentimientos, es para ser una ayuda para la Iglesia, por supuesto que en esta crisis de colapso de la fe, la doctrina, la moral, lo mejor que podemos dar, lo mejor que podemos hacer, la mejor manera de ayudar es hacer lo que hemos hecho, mantener la fe, pasar la fe a otros, la misa, hacer lo que la Iglesia en todas las crisis hizo: predicar, bautizar, catecismo, decir y predicar la verdad, incluso en un mundo ateo, por ejemplo. Y luego bautizar, santificar, dar los sacramentos, bendecir los fieles; y luego, muy importante: dar una guía, mostrar el camino para ir al Cielo. Y ahora para la Fraternidad es lo mismo, mostrar de buena voluntad, cómo se debe vivir para ir al Cielo. Dar una guía, como una línea, esa es la Tradición: mostrar cómo deben vivir para ser santos e ir al Cielo. Entonces nuestra contribución es muy importante, no es nuestra, es el espíritu, es el comportamiento, es la Tradición que es el pasado de la Iglesia. Los santos en el siglo XVI siempre hicieron lo mismo: Basarse en la fe, en la verdadera doctrina y predicar la vida cristiana.

Y como dije ayer: creo que es importante despertar a los fieles, tal vez también un poco a los sacerdotes para que entiendan esta responsabilidad en este tiempo: crecer, difundir la fe; esto es ser misionero. Y en síntesis este es el espíritu del Arzobispo. Entender que el sacerdote es un misionero. Debe participar, ofrecer la Redención, la salvación, la gracia. 

martes, 14 de junio de 2016

LA SINAGOGA DE SATANÁS EN GUERRA CONTRA DIOS Y LA IGLESIA



Imperdible disertación de D. Gil de la Pisa presentando su libro “La Piedra Roseta de la Ciencia Política”. La filosofía de la Historia se basa en la ley de la historia: la guerra a muerte entre las dos ciudades: la ciudad de Dios y la ciudad de Satanás. Tenemos que estar en una de las dos ciudades. Dios y la misión providencial de España. Odio de la Sinagoga de Satanás (o el Supremo Poder sin Rostro) contra España y América. Los Protocolos de los Sabios de Sión y su clave de interpretación de la historia moderna. No se trata de antisemitismo sino de antisionismo, desenmascarando el pequeño grupo que posee los gobiernos y riquezas del mundo. El ejemplo de García Moreno, genio de la política, contra estos, mártir asesinado por la masonería. Las siete notas clave en que se basa la Sinagoga de Satanás y lo que debemos hacer para oponernos a ella.

lunes, 13 de junio de 2016

R.P. TRINCADO - SERMÓN DEL IV DOMINGO DE PENTECOSTÉS


“Los sufrimientos del tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria futura que ha de manifestarse en nosotros”

El sufrimiento es una gran piedra de tropiezo, especialmente para el hombre moderno, apóstata o ateo. El hombre moderno trata de evitar siempre todo sufrimiento. Busca vivir lleno de placeres, como si esta corta vida fuera la verdadera y definitiva vida. Ve el sufrimiento como algo inútil, sin sentido. Pero es ley inexorable que el que no sabe sufrir en esta vida, sufra eternamente en la otra.

Es necesario que suframos con Cristo para que también seamos felices con Él. Dice Santo Tomás de Aquino (Coment. a Rom.) que alguien podría pensar que esa gloria futura resulta demasiado costosa, por no poderse alcanzar sino a costa de muchos y grandes sufrimientos. Pero el mismo San Pablo, cuando escribe, soporta muchos sufrimientos, y él mismo fue un vidente de la gloria futura: fue arrebatado al Paraíso, vio el Cielo, vio a Dios. Y así dice, por experiencia, que los sufrimientos del tiempo presente no son dignos de ser comparados con la gloria venidera que ha de manifestarse en nosotros. No hay ninguna proporción entre lo que se puede llegar a sufrir acá y lo que se gozará allá.

domingo, 12 de junio de 2016

COMENTARIO ELEISON Número CDLXV (465) - 11 de junio de 2016


El Objetivo de Monseñor

Quien pone la obra del Arzobispo bajo esta Roma
A él, a la Fe y al hogar católico traiciona.

En este fatídico mes para la Fraternidad de San Pío X, Junio de 2016, cuando escuchamos que unos 30 sacerdotes líderes se reunirán con el fin de decidir si aceptan la última oferta de Roma de reconocimiento oficial, es seguramente un buen momento para corregir malentendidos en cuanto a las intenciones de su Fundador, Monseñor Lefebvre (1905–1991). Algunos aseguran que su rumbo era inestable, que él “zigzagueaba”, virando de un lado al otro. Otros pretenden que, más que nada, él buscó el reconocimiento de Roma para su Fraternidad. Sin tener que afirmar que él era infalible, uno necesita recordarle a su olvidadiza Fraternidad lo que para él se trataba todo: ambos errores son corregidos por la misma observación, a saber, que su motivación básica era glorificar a Dios y salvar almas sirviendo a la única verdadera Iglesia de Dios defendiendo la Fe, y defender la Fe fundando su Fraternidad San Pío X para formar sacerdotes que preservaran la doctrina, los sacramentos y la Misa de la Tradición Católica.

Ahora bien, el gran obstáculo en el camino de Monseñor eran los hombres de Iglesia del Vaticano II cuya prioridad principal era (y sigue siendo) la de no agradar a Dios sino al hombre moderno que se ha distanciado de Dios. Así, ahora como entonces, ellos se apartaron de Dios (al menos objetivamente; subjetivamente Dios lo sabe), y buscaron cambiar la Iglesia de Dios y su Fe, su doctrina, sus sacramentos y su Misa, mediante una “renovación” humanística.

Por disgusto o desesperación, Monseñor pudo haberse arrinconado con su Fraternidad y dejar que estos hombres de Iglesia perecieran con su Revolución Conciliar. Pero, en primer lugar, desde la visita Romana a Ecône de 1974 en adelante, ellos fueron tras de él y su obra porque ellos no podían dejar que esa obra demostrara su perversidad de ellos. No podían permitirse dejarlo en paz. Y, en segundo lugar, si él podía hacer algo para llevar la Tradición a los Romanos y traer a los Romanos de vuelta a la Tradición, esto beneficiaría a través de ellos a la Iglesia del mundo entero y no solamente a su pequeña Fraternidad. Pues en realidad, a pesar de lo equivocados que estaban, ellos aún ocupaban “la cátedra de Moisés” (cf. Mt. XXIII,2), y entonces desde 1975 en adelante, Monseñor iba y venía de Roma, hasta que su embuste de ellos en 1988 sobre otorgar otro obispo a la Fraternidad probó de una vez por todas que a ellos no se les podía hablar con palabras sino solamente con acciones.

Pero “Stat Crux dum Volvitur Orbis”, significando que la Cruz no se mueve mientras que el mundo todo está en revolución. Anclado en la Tradición, Monseñor permanecía básicamente inmóvil pero estaba tratando con hombres de Iglesia y con una situación en la Iglesia que se había zafado de esta ancla, y que de ahora en adelante estaba a la deriva. Entonces, si ellos iban a la deriva hacia la izquierda, él tenía que virar hacia la derecha, mientras que si ellos parecían volver hacia la derecha (como a fines de 1987 y principios de 1988), entonces él viraba hacia la izquierda (por ejemplo, en el Protocolo del 5 de Mayo de 1988), pero era siempre el viraje de ellos o la situación cambiante (por ejemplo, el deterioro de la Misa Novus Ordo) lo que determinaba el “zigzaguear” de Monseñor, y no al contrario. Su objetivo era invariable – la defensa de la Fe.

Fue por esa misma razón que, una vez que el embuste de los hombres de Iglesia en aquel mismo 5 de Mayo de 1988 fue clara más allá de toda duda razonable, entonces, luego de una noche de reflexión, Monseñor renunció el 6 de Mayo a ese Protocolo que pudo haber obtenido el reconocimiento oficial de Roma para la Fraternidad, y cortó con todas las relaciones meramente diplomáticas con Roma, no para primordialmente salvar a su Fraternidad sino para proteger a la Tradición católica para la Iglesia entera. La doctrina debía prevalecer sobre la diplomacia, y desde entonces hasta su muerte dos años y medio más tarde, aún cuando se conducía con respeto hacia los oficiales de la Iglesia a los cuales increpó como “anticristos”, él declaró que la Fe tenía que venir primero a manera de las Encíclicas doctrinales anti-liberales y anti-modernistas de los Papas pre-Conciliares. Por su fidelidad a la doctrina de la Iglesia, él estaba en el asiento del conductor, y los Romanos lo sabían. ¡Qué contraste con sus sucesores a la cabeza de la Fraternidad, adulando a los traidores de la doctrina y Tradición de la Iglesia, y humillados por ellos! Que estos sucesores de Monseñor vuelvan a leer lo que fue como su discurso de despedida de ellos el 6 de Septiembre de 1990.


Kyrie eleison.