English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

martes, 6 de diciembre de 2016

COMENTARIO ELEISON Número CDXC (490) - 03 de diciembre de 2016

¿Milagros en NOM?
De amplias miras los Católicos Tradicionales deben ser –
Que ya dejaron atrás no solo una falta de Fe.
En Estados Unidos el año pasado se suscitó una seria controversia sobre si Dios puede obrar milagros dentro del marco de la Misa Novus Ordo. Ahora, si Dios obra milagros sobrenaturales, es obviamente para que ellos sean creídos, de manera que fortalezcan la fe sobrenatural de las personas. Y, si Él quiere que algo fuera del orden natural sea creído, Él obviamente proveerá suficiente evidencia, como Lázaro saliendo de su tumba frente a una gran multitud de espectadores. Y en este sentido, la evidencia más convincente es de un género material y físico que no puede ser producto de ninguna mente humana, por muy piadoso que sea, como las luces multicolores del sol en Fátima en Octubre del 1917. Entonces, ¿cuál es la evidencia material y física de un milagro eucarístico que haya tenido lugar en cualquier Misa Novus Ordo?
Uno de tales milagros presuntamente tuvo lugar en la iglesia parroquial de Sokulka, al este de Polonia. El 12 de octubre del 2008 un sacerdote ordenado hacía cinco años por un obispo Polaco consagrado en 1980, dejó caer una Hostia Consagrada en el escalón del altar mientras distribuía la Sagrada Comunión. Se detuvo para recogerla y la colocó en el pequeño recipiente que contiene agua junto al Tabernáculo. Después de Misa, éste fue guardado con llave en la sacristía para que la Hostia se disolviera en el agua y así la Presencia Real ya no estuviera allí para que el agua pueda ser descartada de manera segura. Este procedimiento es totalmente normal para tales accidentes en la liturgia Católica.
Pero cuando el 19 de octubre una Hermana de la parroquia fue a revisar el estado de la Hostia en disolución, vio en su centro algo de color intensamente rojo, como un coágulo de sangre. Ella inmediatamente informó al párroco quien vino con otros sacerdotes a observar lo que parecía como un pedazo de carne viva. Todos los observadores estaban asombrados. A continuación vino el Arzobispo local, de Bialystok, con varios oficiales diocesanos. Todos ellos estaban profundamente conmovidos. Por instrucciones del Arzobispo, el 30 de octubre la Hostia fue sacada del agua, transferida adentro de un pequeño corporal y colocada en el Tabernáculo para que se secara. Hasta día de hoy conserva la forma de un coágulo de sangre.
El 7 de Enero del 2009, una muestra de la Hostia fue llevada para ser examinada por dos patomorfólogos, separadamente, en la cercana Universidad Médica de Bialystok. Su juicio unánime, pero independiente uno de otro, fue que “De todos los tejidos de los organismos vivos, la muestra se asemeja más al tejido miocárdico humano”, del ventrículo izquierdo del corazón, típico de una persona viva en un estado de agonía. Más aún, ambos patólogos encontraron, presuntamente bajo sus microscopios, que las fibras del tejido miocárdico y la estructura del pan estaban tan estrechamente unidas que cualquier posibil idad de una fabricación humana fue descartada. El 29 de enero esta evidencia material y física fue presentada a la Curia Metropolitana en Bialystok, donde el juicio oficial de la Iglesia sobre el origen sobrenatural del hecho es pacientemente esperado. En esa espera, dijo el Arzobispo en un sermón en octubre del 2009, decisivos serán los frutos espirituales entre los Católicos. Ya ha habido un significante ascenso en la piedad y la práctica religiosa de los Católicos locales, y desde el exterior ha habido cientos de peregrinaciones, con numerosos milagros de sanación y de conversión.
Si la evidencia material es de creer, entonces en Sokulka Dios obró uno más de una larga serie de milagros eucarísticos a lo largo de las épocas, para ayudar a las almas a creer en algo normalmente difícil de creer, a saber que Él está Realmente Presente bajo las apariencias, una vez consagradas, de pan y vino. Pero, ¿cómo es eso posible cuando que los católicos Tradicionalis tas saben que la Nueva Misa es la causa principal de la destrucción de la Iglesia por pérdida de fe desde el Vaticano II? Una respuesta puede ser que el Sagrado Corazón, sabiendo que los pastores eran los responsables principales por el ambiguo NOM, rechazó abandonar a sus ovejas y continúa alimentándolas con lo que es todavía católico en medio de la ambigüedad. Y, en medio de todo este relativo descuido de la Neo-Iglesia en el trato de la Sagrada Eucaristía, el evento en Sokulka es un abrumador recordatorio a pastores y ovejas por igual – “Recuerden a quien ustedes están manipulando – soy Yo, vuestro Dios!”
Kyrie eleison.